martes, 23 de junio de 2009

BERENJENAS CRUJIENTES A LA CORDOBESA

Un plato estupendo para estos días de verano. Las llamo berenjenas crujientes a la cordobesa porque las berenjenas, muy fritas, van sobre una buena base de salmorejo. En casa es un plato que gusta mucho (los dos ingredientes principales son del agrado de todos) y cuando preparo salmorejo, siempre dejo un poco para poner con las berenjenas. Primero hacemos el salmorejo y lo dejamos enfriar mucho en la nevera. Después hacemos las berenjenas y montamos el plato con una buena base de salmorejo, huevo duro muy picadito y ponemos las rodajas de berenjena en forma de flor con el crujiente de jamón por encima.

Salmorejo
1 kilo de tomates maduros
200 gr de pan del día anterior

1 vaso de agua
250 ml de aceite de oliva
sal y vinagre
Un diente de ajo

1 huevo cocido
Crujiente de Jamón

Ponemos el pan en remojo con el agua durante media hora para ablandarlo. Muy escurrido y apretándolo bien para que desprenda todo el agua posible, lo ponemos en la batidora con un diente de ajo pelado, los tomates pelados (sin semillas), el aceite, la sal y un poco de vinagre. Batimos todo junto hasta obtener una crema fría. Guardamos en el frigo hasta el momento de servir que añadimos el crujiente de jamón y el huevo duro muy picadito.

Berenjenas crujientes
Las berenjenas las partimos en rodajas de medio centímetro más o menos, les ponemos un poco de sal y las sumergimos en leche durante media hora, las pasamos por un poco de harina y las freimos en una sartén con bien de aceite de oliva.

2 comentarios:

nuska dijo...

¡¡Qué rico, Isabelma!!A mí también me gustan todos los ingredientes de ese plato.

Mabel dijo...

Buenisimo!!!.........me encanta pero por favor sin huevo duro.